Category

Nosotras

Category

Por: Alexia Arámburu

Este fin de semana en nuestra sesión “Sports & Chill” recomendamos la película “La Caída”, un largometraje de Lucía Puenzo, el cual inspirado y basado en diferentes testimonios, narra la historia de Mariel, una clavadista veterana de alto rendimiento que enfrenta su última oportunidad para asistir a los Juegos Olímpicos, pero deberá enfrentarse a una terrible verdad sobre la violencia a la que ha estado sometida toda su vida.

En el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, queremos recordar que la violencia hacia las mujeres en el deporte, está presente dentro y fuera de la cancha, provocando desigualdades entre sus colegas hombres, que las coloca en desventaja y las limita llegar a lo más alto del deporte.

La Caída es un filme que nos muestra una desgarradora ventana de la realidad de deporte profesional en México, y seguramente en otros países del mundo. Detalla la violencia sexual y psicológica y abuso de poder por medio de un viaje emocional colectivo dentro del deporte.

Todos los personajes actúan de una manera que te hace sentir lo que está ocurriendo, Karla Souza sin duda hace que la película toque aún más emociones con una actuación memorable.

Desde el inicio esta película te atrapa con la historia lamentable sobre la violencia hacia las mujeres en el deporte, la directora se toma una gran tarea al dar luz a miles de historias que han sido escondidas por mucho tiempo, historias que no muchas se atreverían a contar. 

Recordando una fecha importante, 25 de Noviembre Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, esta película nos hace recordar la manera en la que se ha fracasado en dar el apoyo a las mujeres deportistas al momento de que ellas han denunciado cualquier tipo de violencia o agresión.

A pesar de que aún existen muchos casos de violencia en el ámbito deportivo, los cuales han sido olvidado o simplemente hecho caso omiso en la busqueda de la justicia y reparación del daño, nos parece importante recordar que el 25N es una fecha que nos recuerda las deudas que tiene el Estado y las instituciones para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia.

La desproporcionada carga de trabajo no remunerado, cuidado a los enfermos y crianza, que recae sobre mujeres y niñas principalmente, afecta el acceso a la activación física en México. De acuerdo al Módulo de Práctica Deportiva y Ejercicio Físico del INEGI, desde el levantamiento de la muestra en 2013, el promedio de hombres físicamente activos es de 46.68% a comparación de las mujeres con un 36.84%.

Por Wendy Jiménez | Publicado en Luchadoras 

Culturalmente las mujeres mexicanas y latinoamericanas fuimos educadas para aguantar, sacrificar nuestros sueños por los deseos de los demás. Exigencias de género como la maternidad, el cuidado a los enfermos y el trabajo no remunerado, nos obligan a dedicar el tiempo, dinero, energía, entre otras cosas, a otras personas, dejando en segundo, tercero, cuarto o centésimo lugar nuestros anhelos, aquello que nos hace felices.

Por Wendy Jiménez | Publicado en Luchadoras

“Cuando las mujeres trabajamos en equipo somos imparables”, dice convencida Priscila Filísola, maratonista queretana y creadora del club de entrenamiento “Y además corredora”, un espacio que fue creado para que mujeres atletas puedan ayudarse unas a otras y con ello romper la constante ideas de que este deporte es una competencia y no puede hacerse en equipo.